Como cambiar la bomba de agua

Tu coche necesitará siempre tener una correcta refrigeración para que puedas disfrutar siempre de un rendimiento óptimo del motor. Puedes hacer el cambio en talleres coches que te ofrezcan servicios especializados, y así podrás asegurarte de tener siempre un excelente desempeño en tu coche en todo momento.

Sin embargo, existen ciertos aspectos a tener en consideración cuando vas a cambiar la bomba de agua y estos los reuní en este post. Así que, si te interesa conocer más respecto a la bomba de agua y cómo cambiarla te invito a seguir leyendo atentamente este post.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

El cambio de la bomba de agua no es tan difícil, e incluso puedes hacerlo por tu cuenta. Esto especialmente porque en un taller de coches el coste de esta reparación dependerá de la mano de obra a invertir en tu coche, y puede llegar a costar hasta 1000 euros.

Sin embargo, si encuentras una bomba de agua en un desguace podrás pagar tan solo entre 60 y 150 euros por el repuesto. Y para hacer el cambio por tu cuenta te invito a que sigas leyendo estos pasos:

Desmontaje de la bomba de agua

Es indispensable tener en cuenta que el proceso comienza por preparar el coche para el mismo. En todo caso debe estar completamente frío para evitar cualquier accidente, y lo mejor es que esté elevado para facilitar el drenado del líquido refrigerante y así evitar cualquier contratiempo.

En todo caso, debes drenar el líquido refrigerante antes de desconectar las mangueras de la bomba de agua. A continuación, será el momento de desatornillar los tornillos de fijación, y procederás a bajar la bomba del motor. En este punto debes asegurarte de que la zona quedará completamente limpia antes de continuar.

Coloca la bomba nueva

Es el momento de comparar la bomba que quitaste con la que compraste de repuesto, y cuando te asegures de que son iguales, puedes proceder a montarla en el motor. Conecta las mangueras que habías quitado previamente, y coloca los tornillos de fijación para que la bomba quede perfectamente fijada en su lugar.

Procede a rellenar todo el sistema con líquido refrigerante, y asegúrate de que no hay fugas en el sistema. Purga el sistema encendiendo el coche hasta que caliente, y rellena el faltante de líquido refrigerante, para dejar el coche en reposo por 4 horas antes de volver a utilizarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *